OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un chat para discapacitados triunfa en la maraton de las aplicaciones móviles

Hacer la vida más cómoda y facilitar el acceso de los ciudadanos a las nuevas tecnologías se ha convertido en uno de los grandes retos para los programadores informáticos, que han visto en las nuevas aplicaciones móviles un camino ilimitado para el desarrollo de su imaginación. Bajo esta premisa cerca de medio centenar de universitarios se han reunido durante los últimos tres días en la Hospedería Fonseca en el marco del I HackforGood Salamanca, un gran maratón de desarrollo de aplicaciones tecnológicas, con el gran reto de crear sus propios proyectos para hacer que las ciudades se vuelvan más amigables y sociales con los ciudadanos, especialmente con los discapacitados. Toda una aventura y un gran desafío.

Siete proyectos llegaron a la final de esta gran cita con las nuevas tecnologías y los dispositivos móviles, donde se impuso la propuesta “Aspro-chat”, una aplicación de chat dirigida a las personas discapacitadas. Los impulsores de este proyecto presentaron una aplicación para teléfono móvil basada en iconos y dibujos sencillos para favorecer la comunicación entre las personas discapacitadas (visual, cognitiva, auditiva o vocal). El premio conlleva una cuantía económica de 1.000 euros y la posibilidad de competir con los ganadores en otras provincias españolas.
El segundo premio, dotado con 600 euros, fue para el proyecto titulado “Delines”, una aplicación para móvil que busca mejorar la movilidad en una ciudad. Para ello, los impulsores de la app plantean registrar las rutas que siguen los ciudadanos en su actividad diaria y de esta forma permitir a los ayuntamientos que mejoren las infraestructuras viarias y las señalizaciones.

El equipo ganador del tercer premio, dotado con 400 euros en metálico, presentó en este foro tecnológico el proyecto “Infosolidario”, una aplicación que busca fomentar el espíritu de mecenas del público. El reto de la propuesta no es otro que facilitar a cualquier donante el camino a la hora de efectuar su acción altruista, donde el papel de las empresas resultará fundamental. Este mismo proyecto se alzó también con el premio Think Big de Telefónica, lo que permitirá a los integrantes de este curso recibir formación y atención especializada para el desarrollo de esta aplicación.